Instalar placas solares en Madrid

Madrid es la capital europea que recibe más horas de sol anuales, concretamente unas 2.700, y vale la pena aprovechar tantas horas de radiación solar para abaratar la factura de la luz gracias a la instalación de placas solares.

En este artículo te contamos las bonificaciones que existen en la comunidad y en los ayuntamientos y cómo calcular la mejor forma de instalar los paneles para conseguir una mayor producción.

# Ventajas de instalar placas solares en Madrid

Las administraciones municipales y autonómicas madrileñas aplican diversas bonificaciones y subvenciones destinadas a promover el autoconsumo energético renovable y sostenible.

A nivel municipal existen bonificaciones sobre los siguientes impuestos:

  • Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).
  • Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO).

El IBI es un impuesto directo que grava el valor de los bienes inmuebles según se establece en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales. Dicha normativa contempla una bonificación de hasta el 50% de la cuota.

El ICIO es otro gravamen de ámbito municipal que se paga cuando se realiza una construcción o instalación en un bien inmueble. Son muchos los municipios que lo subvencionan en las obras o instalaciones que incorporan sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar.

Cada ayuntamiento aplica o no estos incentivos, su cuantía y condiciones. Por este motivo, se recomienda que consultes en tu municipio cuáles son los trámites y limitaciones para tener acceso a las ayudas.

A nivel de gobierno autonómico, la Comunidad de Madrid aprobó la Orden de 17 de diciembre de 2020 (opens new window), de la Consejería de Economía, Empleo y Competitividad, por la que se aprueba el Plan Estratégico de Ayudas para autoconsumo. La cuantía total es de 23 millones de euros repartidos en tres años (2021, 2022 y 2023) según un programa de subvenciones de concesión directa hasta el agotamiento de los fondos.

# Cómo aprovechar mejor mi instalación de placas solares en Madrid

En este apartado vamos a darte las pautas para conseguir el mayor rendimiento posible en tu instalación solar en Madrid. Para ello, debes tener muy en cuenta la orientación y la inclinación de los paneles solares y evitar al máximo cualquier tipo de sombra sobre la instalación.

# Orientación óptima de los paneles solares

Respecto a la orientación de las placas solares, lo ideal es que la instalación esté dirigida hacia el sur, de manera que los paneles reciban la mayor cantidad de radiación al incidir los rayos de forma perpendicular a la superficie y la producción de energía eléctrica sea la más óptima.

Para decidir la mejor orientación para la instalación se tienen en cuenta dos parámetros:

  • La estación del año en que se precise más demanda energética.
  • La ubicación de la instalación.

En función de ellos, se calcula el ángulo azimutal que es la orientación más correcta.

El lado del tejado más expuesto a la luz y el calor del sol durante todo el día será el lado más adecuado para instalar el sistema de autoconsumo.

Cuando no sea posible una total orientación al sur, tendremos que variar algunos grados hacia el sureste o al suroeste. Cuanto mayor sea la variación con respecto a la orientación sur, mayor será la pérdida de rendimiento. Te lo explicamos.

Una variación de hasta un máximo de 45º conlleva una pequeña pérdida de producción de energía, de entre un 1 y un 3 %.

Una variación superior a 45º provoca una significativa bajada del rendimiento, pudiendo llegar al 30% si el ángulo es de 90º respecto al sur.

# Inclinación óptima de los paneles solares

La inclinación más adecuada de las placas solares depende de la latitud. Cuanto más cerca se esté del ecuador, menor ha de ser el ángulo porque los rayos del sol caen de manera más perpendicular.

En España, la inclinación óptima varía de los 20 o 25º en las zonas más al sur a casi los 40º en las zonas más norteñas del país. La inclinación ideal en Madrid es de 30º si queremos aprovechar la instalación durante todos los meses del año.

Decidir qué inclinación será la definitiva depende también de qué tipo de cubierta partimos. Si se trata de un tejado con una inclinación y pendiente dada, deberemos procurar encontrar el punto idóneo entre el rendimiento y el aspecto agradable de la cubierta. Si, por el contrario, contamos con una superficie plana sobre la que dispondremos la estructura diseñada determinaremos la inclinación en función de la latitud concreta de la ubicación y de la época del año en que demandaremos más capacidad energética.

Para ello necesitamos conocer la altura máxima y mínima que alcanza el sol al mediodía y lo calcularemos en base a los dos días del año en los que tenemos más y menos horas de radiación solar, es decir, los solsticios de verano e invierno.

Al mediodía del solsticio de verano, el sol alcanza su máxima altura anual y al mediodía del solsticio de invierno ocurre lo contrario, el sol alcanza su altura mínima.

Si preferimos maximizar la producción durante un periodo determinado, sumamos o restamos grados respecto a la latitud. Para lograr un mayor rendimiento en invierno habrá que añadir entre 10 y 18 grados para lograr más verticalidad. Para obtener el mayor resultado en verano, sustraemos esos mismos grados.

# Controla el efecto de las sombras en el rendimiento de la instalación de autoconsumo solar

Las sombras que se proyectan sobre una instalación solar pueden causar una bajada significativa del rendimiento e incluso llegan a dañar los paneles si la proyección es prolongada y reiterada.

Para conocer cómo son las sombras que amenazan tu cubierta, fíjate en ellas durante el invierno cuando la forma de proyección es más alargada. Si apenas se dan sombras en esa época, difícilmente aparecen el resto del año.

En ocasiones, es imposible evitar alguna sombra. En ese caso, lo mejor es instalar optimizadores de potencia que se integren en cada panel solar impidiendo que la bajada de rendimiento de alguna placa afecte a todas las demás.

# En cuántos años se amortiza una instalación solar en la provincia de Madrid

Para calcular los años necesarios para amortizar un sistema de autoconsumo solar debemos considerar los siguientes puntos:

  • Tecnología de la placa fotovoltaica.
  • Temperatura de la ubicación.
  • Irradiación solar por zona geográfica.
  • Orientación e inclinación de la instalación.

De media, el tiempo de amortización estimado para una instalación en la Comunidad de Madrid es de seis a siete años.

Aprovechar la luz del sol de Madrid para generar nuestra propia energía es apostar por un consumo renovable y sostenible que nos beneficia a todos. Asegúrate de contar con una empresa que se haga cargo de todos y cada uno de los pasos que deben seguirse para instalar un sistema de autoconsumo solar, desde la idea y diseño del proyecto hasta la instalación, pasando por la tramitación de los permisos y el apoyo para la petición de las posibles bonificaciones y subvenciones.